11-M

Posted: martes, 11 de marzo de 2008 by Hari_Seldon in Etiquetas:
0

Hoy hace 4 años un dolor de muerte recorrió todo el país, con epicentro en Atocha. Hoy hace 4 años se apagaron 192 llamas. Hoy hace 4 años que cambió el rumbo de muchas personas, indudablemente de los fallecidos, pero también la de los familiares, e incluso me atrevería a decir del conjunto de la sociedad. Hoy hace 4 años la sociedad experimentó un cambio en su mentalidad, tanto política como incluso racial. Es cierto que no se puede generalizar con respecto a todas las opiniones, pero es indudable que desde ese día el odio hacia los extranjeros y los musulmanes en particular es mayor. ¿Es lícito? No, pero sí comprensible. Es como un mecanismo de autodefensa de la sociedad, si te ataca alguien que pertenece a un grupo, terminas por odiar al grupo en general. Ni lo comparto ni lo apoyo, pero es lo que hay. Como hoy se cumplía esta triste efeméride me he puesto ha repasar la vida de algunos de los fallecidos en aquel atentado, es difícil pensar cómo un estudiante de 19 años o una trabajadora de Telefónica de 44 años pueden amenazar la integridad del Islam, piensas en el porqué el ser humano es el único que se extermina a sí mismo. Como ya he dicho en otras ocasiones, ¿Vale más una idea que una vida humana? En aquella fatídica mañana no murieron ni españoles, ni madrileños, ni ecuatorianos, ni cristianos sino que eran hijos, novias, cuñados y sobre todo personas con nombre y apellidos, con una vida propia que NADIE puede tener el derecho de quitar. Y me da igual si ETA tuvo alguna vinculación con éstos atentados (yo personalmente tengo la teoría de que únicamente les asesoraron en cuanto a las fechas de la ejecución del atentado) porque eso se está usando desde hace 4 años como arma electoral, como reprimenda política, y no es justo, nada justo, sobre todo para la memoria de las víctimas. Nunca se puede usar el dolor en la política, es vil y rastrero. Hoy hace 4 años unos hijos de puta reventaron la fe en la vida y en las personas. Un pequeño recuerdo para un recuerdo que no merecería ser recordado.

0 comentarios: