Obsesión

Posted: lunes, 30 de junio de 2008 by Hari_Seldon in Etiquetas:
1

No te lo puedes quitar de la cabeza. Constantemente piensas en ello. Le das mil y mil vueltas.Cuando te obsesionas con algo parece que nada más existe. Sólo buscas solucionar, resolver ese "problema".Da igual del ámbito que sea: amoroso, laboral, social... la cuestión es que ésa obsesión encierra a tu cerebro en una prisión de pensamientos reducidos.Todo se reduce a la obsesión. Todo gira en torno a ella.Incluso está afectando a aspectos importantes de tu vida.

¿Por qué hemos llegado a esa situación? Hemos dejado que la pelota de nieve crezca demasiado. Simplemente es eso.Vale, puede que el problema fuera complicado o que nos afectara, pero llegar a un nivel tal de ansiedad y estrés es incluso negativo para nuestra salud no es concebible. Tampoco puede llegar a afectar nuestra vida de forma tan decisiva un simple problema que seguro que tiene solución de una forma u otra.

¿Cual es la solución? Como dicen por ahí, todo tiene solución menos la muerte. Por lo tanto, algo se podrá hacer, seguro. No tengamos miedo a buscar soluciones, busquemos variables, diferentes salidas. Pero antes que nada, lo más importante es el proceso de mentalización y adaptación a la realidad, ya que la obsesión ha logrado distorsionarla. Después de lograr ésto, habrá que establecer un plan lógico y que se pueda llevar a cabo para la solución del problema. Más tarde, habrá que llevarlo a cabo. Cuando se ha hecho la acción, se debe analizar si ha surtido efecto o no. Y finalmente se debe evaluar todo el proceso y ver si ha desaparecido totalmente el problema.

Realmente no es un problema tener obsesiones, a veces incluso es positivo, ya que ayuda a superarse, a conseguir metas y a tener objetivos para mejorar nuestra vida, la dificultad llega cuando es la obsesión quien nos guía, no nosotros a ella.

1 comentarios:

  1. Iuiu says:

    Tienes razón, y ahora mismo tú te has convertido en mi obsesión. ¿Por qué me haces esto? No me lo merezco snif snif.