Oda al dadaísmo

Posted: jueves, 31 de julio de 2008 by Hari_Seldon in Etiquetas:
5



La magia de un concepto
-DADAISMO- que crearon unos artístas
no tuvo en mi vida
ninguna importancia

Para lanzar una Oda es necesario:

A,B,C

La forma en la que fue promulgado el A,B,C, hizo que la única cosa indisoluble y claramente terrenal fuera la existencia del vuelo de un cuchillo en
mantequilla. Desde luego, su existencia en sí misma ya fué demostrada, más con la ayuda de Dios (no éste sino aquel) queda evidenciado que el A,B,C es la
guía de nuestras vidas. Vidas pasadas y más pasadas que fueron dominadas por el arte destructor de las vajillas corredoras. Fue algo nuevo, que todos
apreciamos aunque no conocieramos, pues ahí radica su poca importancia, no saber que es más conocido que un sandwich de brecol con queso. Será y será la cruz
de todo aquello que a él le era desfavorable, y al contrario, como no estoy de acuerdo con ninguna de las odas que se promulgarán, quiero decir de éste modo
que me repugnan y me odian a la misma vez. Ellas a mí y el otro a su semejante, de distinta manera pero con la comodidad de saber que estoy a favor, en
contra y aprendiendo de todo lo establecido y de esa forma nadie mas que tú sabe que lo que está escrito también está en aquella mesa.

DADAISMO- palabra que lleva a la ilusión de un sueño a la hora del té. Todo el mundo es tan inteligente que lo conoce, sus butacas hablan mediante codos
adosados, conocen lo que desconocen a la vez que parlotean afablemente sobre el amor comprendido. He aquí la razón de las rupturas de parejas y del amor
desvariado.

Explicar: sí, lo sabía. Cráneos rojos, vientres vacíos.



DADAÍSMO significa 0. Nada pero algo.


Si alguien piensa que pierde el tiempo con un concepto no significante, que acuda a revistas del corazón. Allí hallará la respuesta. No la diré, pero sabrán
que DADAISMO significa (...). Buscad por el mundo que quieren deciros con algo que no quiere decir nada. Aquí y allá encontrareis respuestas que iluminen el
caos formado por insignificantes palabras. Hablando de caos y refiriendome al mesías, aquel libro que todos leimos y nadie escuchó, mezcla de fantasías y
salidas de tónica. Vale, puede que esté parafraseando demasiado, pero ¿quién halla la respuesta ante tal circunstancia? Ahora bien, hablando de si es más
factible quererse a uno mismo que querer a los otros, es altamente sugestionable que crean ustedes varias cosas, sí, tú, ahora se ve como algo ideal, una
cueva en algo que no comprometía ser evidente, crees que tu dicha está realizada.

Y así nació el Dadaísmo, como algo junto de todo aquello que buscaban los burgueses acomodados, o no, aquellos que los criticaban ácidamente. Porque no
fueron formados en ningún lado. No creían en nada, más bien creian en la nada. Academias, colegios, teorías y enseñanzas no eran de su agrado. Decidieron
crear algo nuevo, pero que ya existía, algo que todo el mundo conocía pero desconocía. Sí, orgulloso estoy de ésa silla que aguanta todo el peso de la idea
de la persiana llevada al infinito.

Porque ellos tenían el derecho y el deber de sentirse al revés. Boca arriba. Como un coche por una carretera demasiado estrecha. Sus entrañas eran
diferentes, sus ideales eran eructables, y todo ello hacía un conjunto verdaderamente fuselado.

Su sangre era azul.

Rechazo en ésta oda hablar de cubismo y de futurismo, una oda no debe caer ante la desmayada opinión de aquel a quien rinde pleitesía. Todo lo contrario,
debe de creer en la finita luz del cielo cerrado.

Protestar, sabemos que el arte es protesta, por aquel entonces lo conocían. Demasiado dentro de sí, siendo una pequeña manzana en un mundo de caníbales
inhumanos.

El conocimiento de algo que te gusta, demostrarlo y leerlo. Porque lo lees de forma que puedes aprender todo aquello que desconoces. Debes canalizar la
energía del aprendizaje y cercionarte de ir en la dirección correcta.

Furia, fuerza y vigor para comprenderlo. Abrir cada vaso como si fuera la página sangrante de aquello que nos dijeron. Yo lo hize así, así me fue. Pero sí
obstante fue algo diferente. Que escuchaba los ecos de aquellas voces que gemían con susurros centelleantes.

Una de las esencias del DADAÍSMO es ver el arte aquí. Porque éstas manos y éstos dedos son arte, no se te olvide, no, muy preciado todo aquello que puede ser
arte sin ni siquiera creerlo. Acreedores, corredores de bolsa, ellos también lo son.

En definitiva y juntando líneas, la cosa es que crearon una nueva filosofía, rompieron moldes y cajones de todo aquello que se creía como imperturbable y
decidieron que así podrían crear nada.



Si yo grito (conservando lo original)

IDEAL, IDEAL, IDEAL,

conocimiento, conocimiento, conocimiento

bumbúm, bumbúm, bumbúm



así lo hicieron ellos y así quedó. De éste modo demostraron que todo en lo que creían era personal. Movido al compás del bumbúm y llevando al máximo de las
expresiones el ideal y el conocimiento de eso que que no había sido pero que finalmente fue.

Y la parte de las píldoras rosas es una de las que más me gusta. Me encanta podría decir. Ésto es irreverente, está claro, pero toca la fibra del relativismo
que tanto daño hizo a los que tenían los esquemas demasiado marcados. Y como mis propios esquemas, y los de aquellos que los rompieron, giran a velocidades
semejantes en órbitas generalmente inestables, pues es algo a pensar, con el suelo. Me encanta, me encanta, no puedo decir nada más. Todo lo establecido:
nacer, ir al colegio, tener novia, casarse, tener hijos, tener trabajo, tener jubilación...todo aquello ya no vale, o no valía. Demuestramelo, ellos lo
hicieron. No tener razón...es tan...sublime. El que cree poseer la verdad es alguien que la desposee. Cuanto demonio anda suelto sin saberlo. A la vez que
desmitifica todo aquello que pensaba que era, esquemas de nuevo rotos, rotos por sí mismo sin darse cuenta. A la vez que los construía, los destruía. Un
auténtico monstruo en la ciudad.


La espontaneidad dadaísta

Amíquémeimportismo. Vaya, que se la sopla todo, absolutamente todo. Desde la claridad de éste coche que pasa por mi acera hasta la rubia melena del la pared
contraria. Que no, no me convencen de lo contrario, es así y ya está. Si le vuelve a dar vueltas a la cocina de la vida, no puede que le importe, no. Rueda
junto a lo que sale de sí, como un cuadrado en una rampa demasiado acristalada.

La simplicidad activa:


Llevar al altar más lodoso, o a lo más miserablemente incuestionable es lo que buscaban. Dejarse de todas esas tonterías de caballeros portadores de
monóculos que bailan en fiestas de disfraces previamente amañadas. Es algo que si quieren pueden. No querían, no pudieron. Entonces llegaron ellos, ésa gente
salida de la nada y cuyo camino les llevaba a la nada. Y dijeron "El artista, el poeta aprecia el veneno de la masa condensada en un jefe de sección de esta
industria. Es feliz si se le insulta: eso es como una prueba de su coherencia". Zas, ahí está la clave, tantas veces dicha o no, pero que nadie la escuchó
hasta ése preciso instante. Ser polémico, ser diferente, era tan fácil y tan difícil verlo. Más lo era decirlo, pero allí estaban ellos, él, más en concreto.
Mezclando lo que decían los puristas y lo que el arte en sí realmente bramaba no era de extrañar que lanzaran tal crítica humildemente hecha hacía lo
establecido. Porque, en el fondo es eso. Crear algo nuevo a partir de una crítica a aquello que existía y que la gente creía que funcionaba. Funcionante
antes, criticable después. El arte jugaba a ser un muñeco de sí mismo. A creer que el ombligo estaba solo en su propia panza. Nadie más tenía ombligo, si
siquiera el derecho de poseerlo aunque fuera por un solo instante. Solo aquellos elegidos por demonios y vísceras ardientemente forjadas al fuego de la
credibilidad podían serlo. Poseían la opinión de decir qué era negro y qué era blanco. No podías llevarle la contraria, ya que de ése modo te hallarías fuera
del juego. Juego de la vida, juego del arte. Era lo mismo, aunque lo veían como algo superior ante la ingenuidad de lo normal. Eran anormales desde el punto
de vista propio y ajeno, pero de distinta consideración, no eran tontos. Tontos de formas y de pensamiento sí. Y así es como se dieron cuenta de su mayor
error e intentaron enmendarlo. La cuestión no es en cómo intentaron enmedarlo, sino por qué. Y éso solo lo saben ellos. El resultado es que no influyeron
demasiado en ellos, se alejaron como un gajo de naranja se aleja de la platanera de su fruta.

Creían en la belleza de todo lo que hacían. Las cosas más desechadas por los otros eran sublimes y adoradas por ellos. Cambio drástico, a muchos les sentó
mal y precisamente era lo que buscaban. Polémica acechante.

Y aquello de que cada hombre debe gritar. GRITAR GRITAR. Gritar aquello por lo que cree. Siendo estúpido o no, contribuirá a la mejora de las prestaciones
comunes. Es algo que tenían claro, y que como ha quedado demostrado en el futuro impensable, así es. Hacer todo lo que hacen en el día a día pero sin dejarse
lo que pensaban que debían hacer al respecto.

Y si juntamos todo ello, así promulgaron ser la fuerza opositora de todo aquello que había guiado al prójimo hasta aquel instante.



Asco dadaísta

Lo contrario a lo que era es el dadaísmo y es Dada (nombrado por primera vez en honor, no se gastará); es la oposición violenta y radical a todo. Conceder a
Dada un contenido y una fuerza inimaginable hace tan solo unos momentos. Y fue en este punto donde se gestó lo que era, no lo repetiré. Es demasiado
importante como para darle cientos de líneas en tan genial y deplorable creación.

Solo terminar con el final del manifiesto DADAÍSTA: "Libertad: DADA, DADA, DADA, aullido de colores encrespados, encuentro de todos los contrarios y de todas
las contradicciones, de todo motivo grotesco, de toda incoherencia: LA VIDA"

Todo fue lo mismo pero de diferente forma.

5 comentarios:

  1. Meryone says:

    he leído el preferiría allí los comentarios justo encima del mío

    lo siento

    besos

  1. Meryone says:

    el insomnio estuvo simpático

    estuve hasta las tres despierta pero luego me quedé dormida y tuve que volar...

    y ahora quiero otro café...

    y viene mi padre a comer, así que no puedo dormir siesta

    ay!!

    besos

  1. El grifo says:

    Hoy no te he sacado ningún fallo, pero porque no he leído la entrada XD. Es muy larga, y encima el tramo que he leído no lo he entendido.
    Demasiado nivel para mí.
    Salutacions!

  1. El grifo says:

    (PD: ¿te puedo hablar en catalán?)

  1. Thiago says:

    comentario bueno es impresionante post blog tuyo alegria, jajaja