Una música

Posted: miércoles, 23 de diciembre de 2009 by Hari_Seldon in Etiquetas: ,
0

La oscuridad cierne las colinas que rodean la ciudad.
Quietud, se escucha el silencio allí.

Pero demos un salto, y adentrémonos al centro de la ciudad, en ese lugar donde la noche nunca es oscura y donde una música suena los 365 días. Eso sí, con diferente melodía ahora que es de noche.

Oigo un grave, escucho una repetición de fondo que denota misterio. Sonido de saxo, tambor, maracas, bajo y un toque de piano también.
Todo suena junto en una armonía pausada, lenta y elegante. Una voz acompaña todo esto, una voz sensual y única que arrastra el conjunto a la deliciosidad.

Ahora toca elevarse unos metros a nuestro cielo, ese cielo que nos mira con aires de trascendencia e infinitud. Se escucha el leve eco de la canción, pero incluso en este momento suena más hermosa. Observamos las luces que se reflejan en las nubes.

La ciudad nunca duerme.

Un punto de luz en la inmensidad de unas tierras que ya no son lo que eran. Varios puntos de luces. Varios miles puntos de luces.

Todos únicos, todos iguales pero diferentes. Y en todos algo en común.

Esa melodía.

0 comentarios: