Obsesión

Posted: lunes, 30 de junio de 2008 by Hari_Seldon in Etiquetas:
1

No te lo puedes quitar de la cabeza. Constantemente piensas en ello. Le das mil y mil vueltas.Cuando te obsesionas con algo parece que nada más existe. Sólo buscas solucionar, resolver ese "problema".Da igual del ámbito que sea: amoroso, laboral, social... la cuestión es que ésa obsesión encierra a tu cerebro en una prisión de pensamientos reducidos.Todo se reduce a la obsesión. Todo gira en torno a ella.Incluso está afectando a aspectos importantes de tu vida.

¿Por qué hemos llegado a esa situación? Hemos dejado que la pelota de nieve crezca demasiado. Simplemente es eso.Vale, puede que el problema fuera complicado o que nos afectara, pero llegar a un nivel tal de ansiedad y estrés es incluso negativo para nuestra salud no es concebible. Tampoco puede llegar a afectar nuestra vida de forma tan decisiva un simple problema que seguro que tiene solución de una forma u otra.

¿Cual es la solución? Como dicen por ahí, todo tiene solución menos la muerte. Por lo tanto, algo se podrá hacer, seguro. No tengamos miedo a buscar soluciones, busquemos variables, diferentes salidas. Pero antes que nada, lo más importante es el proceso de mentalización y adaptación a la realidad, ya que la obsesión ha logrado distorsionarla. Después de lograr ésto, habrá que establecer un plan lógico y que se pueda llevar a cabo para la solución del problema. Más tarde, habrá que llevarlo a cabo. Cuando se ha hecho la acción, se debe analizar si ha surtido efecto o no. Y finalmente se debe evaluar todo el proceso y ver si ha desaparecido totalmente el problema.

Realmente no es un problema tener obsesiones, a veces incluso es positivo, ya que ayuda a superarse, a conseguir metas y a tener objetivos para mejorar nuestra vida, la dificultad llega cuando es la obsesión quien nos guía, no nosotros a ella.

Miedo

Posted: viernes, 27 de junio de 2008 by Hari_Seldon in Etiquetas:
0

¿Qué es tener miedo?
Es estar alerta por algo, no confiar, querer no ver, no sentir algo.
El miedo es un sentimiento que se puede llegar a controlar.
Existen miedos de muchos tipos. Miedos a comportamientos, a represalias, existenciales...

Pero...todos los miedos tienen un elemento en común que los entrelaza: el desconocimiento.
Cualquier persona que tenga miedo a algo es porque lo desconoce.
Tenemos miedo a la muerte porque la desconocemos, y ése es uno de los miedos más comunes.

La clave está en dar el paso hacia el conocimiento. Si se logra hacer, se tendrá ganada la batalla contra el miedo.

Nos da miedo hacer ésto, hacer lo otro, enfrentarnos a tal situación...pero cuando realmente tenemos que hacerlo, lo hacemos, y conocemos cómo se hace, perdemos el miedo para la próxima ocasión que tengamos que hacerlo.

Después de haber pasado una situación que anteriormente desconociamos, automáticamente perdemos el miedo. Otra cosa es el cómo nos haya ido la situación, si bien o mal, con lo cual ya tendremos más o menos reparos de volver a hacerlo en un futuro, pero ese ya no es un sentimiento de miedo.

Eso sí, los miedos que nunca desaparecerán son los miedos existencialistas, ya que son algo que la experiencia nunca nos dejará despejar. Aquí para mitigar el miedo que podamos tener, lo único que podemos hacer es usar nuestra lógica y nuestra inteligencia.
En cambio, existe el error de caer en métodos evasivos para evitar el dolor. Éstos métodos se llevan usando siglos y siglos, y uno de ellos es la religión.
¿Miedo a morir? Solución: Cielo

Espero que el único miedo que algún día tenga la humanidad, es el de no poder abarcar más conocimiento del que posee.

A queimada

Posted: martes, 24 de junio de 2008 by Hari_Seldon in Etiquetas:
0

Comúnmente se cree que la queimada es una tradición que data de los antiguos celtas asentados en las regiones de Galicia, que la preparaban los druidas de aquella época, etc...Vamos, que se tenía como una tradición muy antigua. Pero no es así.


En primer lugar, el ingrediente principal, el aguardiente, no se pudo fabricar hasta que los árabes introdujeron el alambique en la península ibérica. Estamos hablando de la Edad Media, y no de la época celta. También es difícil que incluso en ésa época se pudieran obtener ingredientes como el azúcar o el café.Por otra parte, en lo que se refiere al conjuro en sí, la curiosidad reside en que el texto que actualmente se conserva y se recita cada San Juan, fué inventado por emigrantes gallegos de Madrid, Barcelona, América... Todo surgió porque se reunían ése día tan señalado todos los emigrantes de la zona, y para rememorar a su tierra hacían un rito ya conocido desde la antigüedad, pero con variantes. Cogieron como base varios conjuros celtas y dió como resultado el actual.


En definitiva, que el rito de la queimada actual, es un invento de los emigrantes gallegos de todo el mundo, pero que tiene ciertas bases en algunos ritos antiguos de la Galicia Celta.